Diseño GraficoMarcaTips

El poder de un buen diseño gráfico

Publicado el

El diseño gráfico es un elemento fundamental para la empresa porque establece el primer contacto entre esta y el público objetivo, mediante la creación de la imagen empresarial.

El diseño gráfico proyecta los mensajes que se quieren transmitir a través de las imágenes diseñadas, siendo un aspecto fundamental para crear la identidad de una empresa u organización y además proporciona información sobre los productos que se comercializan.

En la actualidad al encontramos en mercados saturados, llenos de productos similares y con una alta competitividad, además de ofrecer un buen producto y servicio hay que conseguir atraer al consumidor para que tengan una buena experiencia con la marca. Una forma de atraerlos es llamar su atención a través del diseño gráfico con un primer contacto visual que sea capaz de trasmitir la imagen comparativa de tu empresa.

Existe una falsa idea de que la presentación visual corporativa es solamente importante para las grandes multinacionales, siendo las pequeñas y medianas empresas las que necesitan más sus servicios para poder crear marca y diferenciarse de sus múltiples competidores.

El diseño gráfico combina fotografía, dibujo, uso de software dedicado, entre otras. Lo importante es que todas estas actividades se interrelacionen entre sí y logren impactar desde la primera vista. Este aspecto hace que en el futuro sea posible agregar nuevas disciplinas, o que las actuales evolucionen generando un nuevo rango de posibilidades.

Da igual que seas una multinacional, un kiosko de barrio o un autónomo, ya no hay excusas. Tienes que estar al día. Así que plantéate tirar ese cartel que te hicieron los de rotulación hace 10 años, descolgar la web que te hizo tu sobrino mientras asistía a la academia de informática y jubilar el logo que te hizo ese amigo que sabe usar el power point.

Pero si no lo puedes ver por ti mismo, aquí te dejo 5 razones más que convincentes para que des el paso al maravilloso mundo del diseño.

1. Un buen diseño te hace diferente.

Ya lo decía Apple, “Think different”, y cuanta razón tenían. Tanta, que les ha llevado a convertirse en una de las empresas mas grandes a día de hoy. No, no tienes que revolucionar ningún mercado, no hace falta llegar a esos extremos. Necesitas ir un paso por delante de la competencia. Aunque no lo creas, cada vez es más importante el bonito, que el bueno y barato.

2. Un buen diseño te aporta seriedad.

La primera impresión es la que cuenta. Hoy en día nacemos con acceso a internet debajo del brazo. La gente va a buscar tu negocio en internet, es un hecho. Deja que lo que vean denote profesionalidad, en otro caso pensarán que eres igual de serio llevando tu empresa. En otras palabras, la chaqueta que te hizo tu abuela puede ser muy bonita y tener un gran valor sentimental para ti, pero no te la lleves al trabajo.

3. Un buen diseño dice quien eres.

Con el diseño se pueden decir muchas cosas, depende de ti si quieres que sean buenas o malas. Deja que tu identidad hable por ti. No se trata de poner un dibujo al lado del nombre de tu empresa “porque todos lo hacen”, se trata de algo más. Tus clientes tienen que saber de un primer vistazo a que te dedicas y como lo haces. Puede que a ti te encanten las mariposas, está bien, dedícales todo el tiempo del mundo, pero tus clientes no necesitan saber eso de ti, así que no te empeñes en que tu marca lleve mariposas.

4. Un buen diseño le hace la vida más fácil a tus clientes, y también a ti.

Que tus clientes vean lo que mola tu empresa con una gran animación en tu web es genial, siempre y cuando te dediques a la animación web, en otro caso probablemente tus clientes lo que quieran es encontrar de una manera rápida y sencilla tus productos, ofertas, o tu dirección. Tu web tiene que ayudarte a vender, no desesperar a tus clientes. Si, ya se que es difícil encontrar el equilibrio entre bonito y útil, por eso tienes que dejar al diseñador hacer su trabajo, el lo ve mejor que tu.

5. Un buen diseño te hace triunfar.

Bueno bueno, tampoco vamos a exagerar las cosas, un buen diseño te ayuda a triunfar. Pero por si solo no vale de nada. Acompaña a este diseño de buenas labores de marketing y comunicación en tu empresa, unos precios y calidades competitivas, y una atención al cliente impecable y ya está. Tu empresa triunfará, o tu kiosko venderá mas que el de la calle de al lado, o serás el autónomo con más citas al día de tu ciudad.

Espero que estas 5 razones ayuden a que los empresarios (del tipo que sean) valoren más la importancia de un buen diseño. Y para terminar os dejo una imagen curiosa de dos grandes empresas que han triunfado gracias a su diseño.

Por si no lo habíais notado Apple se inspiró mucho en los grandes diseños de Braun para sus productos. ¿Y si hacéis vosotros lo mismo y os inspiráis en grandes empresas para la identidad de vuestra empresa?

Si te ha gustado este artículo, ¡ compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *